El dios que habla

Argentina - 2017.

Una producción de Aleph Media S.A. & Un mundo de sensaciones S.R.L.

 

Sinopsis

Las tradiciones, los saberes, la realidad actual y pasada del imperio inca y las culturas originarias se cuelan por entre los brillantes pliegues de vidrios, luces y edificios de una ciudad que parece querer negarlos.

Buscando lo que tanto brillo oculta, la cámara se aleja de la ciudad de Lima. En el cielo encuentra la guía de un cóndor. Siguiendo su vuelo tan antiguo, o más, que los incas, encontrará cuatro comunidades que, atravesando siglos de negación y sufrimientos, siguen compartiendo hoy la alegría de construir juntos. Un puente de unidad entre dos orillas y de unión entre las comunidades. Siguiendo al cóndor, la cámara sobrevuela los Andes que parecen desiertos. Vacíos, grises. Pero como el cóndor, la cámara desciende para buscar su objetivo, la vida de los hombres. Donde parecía solo haber piedra encuentra cuatro comunidades. La vida de cada una de ellas es similar, el entorno es similar. Nada parece suceder. Pero un día, empiezan a realizar algunas actividades en común. En un campo de qoya cortan juntos esa paja dorada, para después tratar con agua y golpes de piedra. Mujeres y niños se lastiman las manos para armar con ellas unas largas soguillas que los hombres enrollan y llevan junto con otros hombres de las comunidades. Todo parece estar organizado. Otra comunidad trabaja con unos arbustos, además de hacer soguillas. El segundo día lo reciben pidiéndoles permiso a sus dioses, y luego otra vez el trabajo. Ahora retuercen grupos de soguillas parar armar una soga mayor. Todo tiene un orden y un objetivo claro, que todavía no conocemos. En la tarde las sogas más grandes las trenzan de a tres, usando pies y manos, formando una nueva soga más resistente. Aquella otra comunidad también trabaja, pero con las ramas del arbusto que acomoda ordenadamente sobre sogas más delgadas. El tercer día, en una larga procesión, todos llevan las gruesas trenzas hasta su objetivo, un puente de soga que cuelga en el aire sobre el profundo cañadón y une las dos orillas del río Apurímac. Cuando le cortan las sogas que lo atan a los pilares de la montaña, el viejo puente cae para dar paso a la construcción del nuevo. Como el ciclo de la vida, todo muere, todo nace. Bajo las órdenes de los chakaruhacs (ingenieros incas), entre risas y esfuerzo, cruzan las gruesas trenzas sobre el cañadón armando el nuevo puente de Q’eswachaka. La otra comunidad trae el piso del puente. Y entonces todo es alegría, que se prolonga en la gran fiesta del día siguiente. El cuarto día es puro festejo, bailes y música celebrando el rito reiterado de construir un puente, un lazo entre cuatro comunidades, y la vitalidad de la tradición inca del trabajo comunitario, por el placer de trabajar juntos.

Ficha Técnica

(Tentativa)

Guionistas: Eduardo Spagnuolo & Miguel Mato

Asistente de dirección: Eduardo Spagnuolo

Director de Fotografía: Ricardo de Angelis

Director de Sonido: Fabio Pécoro

Ficha Artística